Martín es solitario y retraído, sus días pasan entre su pequeña ferretería de barrio, las visitas a la iglesia acompañando a su madre con quien vive, y las escapadas al cutre club de striptease que esta muy cerca de la ferretería. En su habitación construye un trasto metálico de tamaño natural y formas femeninas, en línea con su gusto por los metales y la extraña obsesión por las revistas de moda, esta especie de muñeca es para él su pareja ideal. En ese mundo imaginado ella es irresistible y él un galán que complace todos sus deseos, pero la muñeca siempre necesita una pieza mas, haciendo interminable la búsqueda de Martín que deambula por las calles frenético, antes de volver a casa para entregar a escondidas los regalos a su amada, mientras su madre intenta controlarlo todo con voz inquisidora.
Back to Top